Cisterna Basílica de Estambul, la pasión turca por el agua

Cisterna Basílica 8

En el subsuelo de Estambul se encuentran unas 60 cisternas, de las que la Cisterna Basílica es la mayor de todas.

Cisterna Basílica 8

Un poco de contexto histórico

Estambul es de esas ciudades con una larga historia en sus espaldas… No en vano empezó siendo una colonia griega, que se convirtió en Bizancio por allá el 667 aC… Más tarde, ya en la época romana pasó a denominarse Constantinopla.

A lo largo de estos últimos 2.000 años de existencia ha sido una ciudad importante y codiciada por los distintos imperios que se fueron sucediendo con el paso de los siglos: romano, bizantino, latino y otomano… De este modo a lo largo de las distintas épocas se ha visto asediada en muchas ocasiones.

Como toda buena ciudad del Imperio Romano, el abastecimiento de agua a Constantinopla se realizaba mediante acueductos, siendo el más importante de ellos el acueducto de Valente y Adriano, que traían el agua desde el Bosque Belgrado, 20km al norte de la ciudad. Así, gracias a esas infraestructuras hidráulicas, se fomentó la proliferación de cisternas en la ciudad… Una de ellas, mandada construir por el emperador Constantino I, fue el origen de la futura Cisterna Basílica.

Y es que uno de las tácticas usadas en los asedios a la ciudad era atentar contra el acueducto de Valente, acción que conllevaba graves consecuencias para los asediados… Para intentar poner remedio a este problema, y sobretodo para asegurar reservas de agua en el Gran Palacio de  Constantinopla, el emperador Justiniano, ya en la época bizantina, ordenó ampliar la antigua cisterna… conviertiéndola en la que desde entonces se conoce como Cisterna Basílica.

La Cisterna Basílica de Estambul

La Cisterna Basílica, o Cisterna Yerebatan, se ubica en el casco histórico de Estambul, cerca de la iglesia de Santa Sofía, y su acceso podría pasar totalmente inadvertido, ya que se trata de una simple caseta con una puerta tras la cual, después de descender 52 peldaños, se esconde una de las maravillas hidráulicas de la antigüedad.

Un recinto de 140m de largo y 70m de ancho (más o menos como un campo de fútbol), lo que representa una superficie de 9.800m2 con un volumen total de almacenamiento de unos 80.000m3 de agua. La estrucutura se compone de un entramado de 336 pilares repartidos en 12 alineaciones con 28 columnas de mármol cada una, las cuales fueron transportadas en partes o enteras desde los templos paganos de Anatolia.

Como no podia ser de otro modo, muchos pilares presentan capiteles dóricos y jónicos, y algunos de ellos están adornados con entallados. De todas las columnas destacan dos en su extremo noroeste, en cuyas bases hay unas tallas con el rostro del personaje mitológico griego Medusa, las cuales se desconoce el origen… Según el mito, quién mirase a los ojos de Medusa quedaba instantáneamente petrificado, razón por la cual se cree que se colocaron un de lado y otra cabeza abajo.

Las paredes de la cisterna son de ladrillo, con un espesor de casi 5m… y su interior, al igual que la solera, se encuentra recubierta de un mortero de 5cm de espesor para asegurar su estanquidad. Estuvo en servicio hasta finales del siglo XIV, en los inicios del imperio otomano, en la que se prefería el agua corriente a la almacenada. No obstante, en algunas viviendas colindantes aún hay pozos que de algún modo conectan con la Cisterna.

A lo largo de los últimos siglos ha sido objeto de distintas restauraciones, la última hace una treintena de años, a partir de la cual el recinto es visitable… Así que, si alguna vez vais a Estambul, anotad en vuestra planificación una visita a la Cisterna Basílica… Pero por lo menos, de momento, podéis disfrutar de la siguiente galería de imágenes, de la propia web oficial de la Cisterna.

Cisterna Basílica 1 Cisterna Basílica 2 Cisterna Basílica 3 Cisterna Basílica 4
Cisterna Basílica 5 Cisterna Basílica 6 Cisterna Basílica 7 Cisterna Basílica 8

¿Te ha gustado el artículo? Coméntalo, compártelo… ¡Participa del blog! ¿Cómo?

  1. ¿Quieres estar al día y no perderte ningún artículo? Es muy sencillo… suscríbete a la newsletter del blog en el formulario que verás justo al final del post… verás que todo son ventajas!!!
  2. Ayúdame a difundir los contenidos!!! Comparte los artículos mediante los enlaces sociales que tienes en la barra de tu izquierda…
  3. Tus comentarios y opiniones son bienvenidos… Aprovecha el campo que encontrarás después de mi propuesta de artículos que también te pueden interesar y deja tu aportación.
Elijas la que elijas (incluso si no eliges ninguna)… ¡¡¡Muchas gracias!!!

Participa en HidrojING, aporta tu comentario. Gracias!!!