El negocio del agua en España

Últimamente, las privatizaciones de los servicios del agua en este país son un tema de bastante actualidad, con sus detractores y sus defensores… ¿Sabéis cómo se distribuye el negocio del agua en España?

España tiene 50 provincias… de ellas menos de la mitad (19) tienen el agua gestionada por empresas municipales, el resto se gestionan a través de empresas ya sean mixtas o privadas…

De estas últimas, destacar que los que se reparten principalmente el paste de negocio de agua en España son tres: Grupo Agbar, FCC y Acciona.

Aquí tenéis una infografía publicada en el periódico “El Mundo” donde se refleja cómo es la distribución del negocio del agua en España.

Negocio del agua en España

Comentar que las cifras que se reflejan son datos del año 2010, pero aún con esto, se puede comprobar que quién facturó más y tenía más cuota de mercado era el Canal Isabel II…. lo cual es lógico, al dar servicio a la zona más poblada del país: la comunidad de Madrid…

El dato curioso es el de los beneficios… donde quién se lleva la mayor parte del pastel del negocio del agua en España es el grupo Agbar, quién es precisamente el que está en pleno conflicto con Acciona para hacerse con la gestión en alta en Cataluña…

En definitiva, como podéis comprobar, la gestión del agua en España es mayoritariamente privada, con lo que se está convirtiendo más en negocio que en servicio…

Personalmente, soy de la opinión que la gestión del agua debería ser pública… y ¡ojo! que público no significa gratis o barato… significa que el servicio sea de calidad, con el coste que eso suponga y que en caso de beneficio éste se revierta TOTALMENTE en mejoras en las infraestructuras.

Desafortunadamente, en la actualidad lo que prevale es el negocio y no el servicio, al encontrarnos en una situación económica en la que las administraciones se centran en reducir gastos y aumentar ingresos… a costa de desprenderse (o mejor dicho venderse) servicios que deberían gestionar ellas.

Estoy seguro que en los últimos meses algunas provincias que esta infografía aparecen como gestión municipal habrán pasado a manos privadas… si conoces algún caso, me gustaría que me lo hicieses saber mediante un comentario, con lo que así la información estará más actualizada…

Además, también me interesa tu opinión sobre el tema de la privatización de la gestión del agua: ¿estás a favor? ¿estás en contra? Participa con tu comentario, y compartiendo el artículo con los siguientes enlaces sociales… Gracias!

3 Comments

  • Celso dice:

    Hola Jordi,

    La verdad es que este tema es muy interesante y espinoso. Yo compato contigo cada palabra de las que dices.

    El agua no debería ser objeto de especulación ni de negocio. Para mí es un bien básico y fundamental y por tanto debería gestionarse de manera pública. Pero también es cierto, que en ese sentido y salvo grandes entidades (como era el CYII) los ayuntamientos ni cuentan con la capacitación ni recursos para hacerlo. Y así lo pasan a manos de terceros.

    Habría que buscar fórmulas mejores que las actuales. No sé, ¿por qué no una concesión más breve en la que se obligue a la capacitación de empleados públicos en la gestión por parte de la concesionaria? Es una ocurrencia sobre la marcha.

    Lo que me parece muy peligroso es que la gestión quede en manos de empresas privadas que puedan tener la tentación de mirar más por sus intereses que por los del servicio que prestan. No obstante, tampoco quiero estigmatizar a las empresas concesionarias, que, aunque no tengo datos, seguro que en muchos casos dan un servicio estupendo y mantienen las infraestructuras en unas condiciones adecuadas.

    Está en la mano de las administraciones, fundamentalmente, mejorar la gestión del agua. ¿Querrán hacerlo? Ya sabes, como la frase que se escucha tanto en los últimos tiempos, la sensación es que “sí se puede pero no quieren”.

    Enhorabuena por el blog!

    Saludos.

    • Jordi Oliveras dice:

      Muchísimas gracias Celso, por tu seguimiento, tus ánimos y tu participación con comentarios…
      Es cierto que, como se suele decir, no hay que quedarse con la primera impresión… pero creo que una empresa privada no se mete en un negocio (o en este caso, debería llamarlo gestión) si no le va a salir rentable… Pero esa rentabilidad ¿a costa de algo? Espero que no, y que los beneficios no sirvan sólo para abastecer a los dividendos…
      La propuesta sobre reducción de tiempo de concesión y la empleabilidad pública creo que es muy interesante… no está nada mal por ser una ocurrencia sobre la marcha!!!!
      Un cordial saludo,

      • Celso dice:

        De nada… un placer poder colaborar :)

        Por supuesto que una empresa privada busca rentabilidad en aquello en lo que se mete. Es parte de su fin, aunque no debería ser el único. La propia naturaleza de la empresa privada debería ser entonces aprovechada por las administraciones. Es decir, las empresas privadas desarrollan servicios o venden productos que “lo público” no puede, no quiere o no le interesa. En el caso del agua, la administración, debería querer, estar interesada. Como he comentado en otras ocasiones, dependiendo de la administración en cuestión, unas podrán y otras no. Ahí es donde se puede echar mano de la iniciativa privada, marcando unos límites muy claros y promoviendo contratos que alimenten la mejora de la gestión pública, con el objetivo de que en algún momento pueda realizarse íntegramente con recursos públicos.

        Yo estaría dispuesto a ceder temporalmente un mayor beneficio a la empresa privada a cambio de una contraprestación como la de mi “ocurrencia”. ¿por qué no? Sería un ganar-ganar, sobre la idea de una estrategia pública a medio plazo.

        Creo, e insisto, falta voluntad y ganas de querer hacer mejor las cosas desde la administración (y en algunas empresas privadas como estamos viendo, ética).

        Un temazo, ¡sin duda!

        Saludos.

Participa en HidrojING, aporta tu comentario. Gracias!!!