Muchas veces había oído aquello de hacer de la necesidad virtud… Pero hasta que no me encontré en situación de desempleo no me dí cuenta de que quizá el dicho me lo tendría que aplicar a mí mismo… Y es que, justamente por querer seguir ejerciendo mi profesión (la necesidad) te encuentras leyendo estas líneas de esta web (la virtud)… Pero déjame que te explique cómo surgió la idea…

En una época de situación económica muy complicada, donde las inversiones públicas descendieron en picado, pertenecer al sector de la obra pública en general y de la ingeniería civil en particular se convirtió en una pesadilla… Antes de estallar la economía, decir que eras ingeniero civil (léase ICCP o ITOP) era motivo de admiración, pero se convirtió en motivo de compasión…

Además, debido a este cierre del grifo de las administraciones, el sector ha ido sufriendo una transformación, y muchas empresas del sector han adelgazado hasta extremos anoréxicos intentando no morir por inanición, con lo que las relaciones laborales han empezado a decantarse más por las colaboraciones puntuales (entre empresas y profesionales, o directamente entre profesionales) que no por las relaciones a largo plazo…

Así, una vez arrastrado hasta la cola del paro me planteé dos posibles escenarios: o dedicarme a la arqueología en busca del arca perdida (un puesto de trabajo, al igual que otros miles de compañeros, con lo que la posibilidad de encontrar tan preciada reliquia era escasa), o bien ser un intrépido aventurero y no esperar a encontrar empleo si no salir en su búsqueda ofreciendo mis servicios como consultor hidráulico… como habrás deducido, me decanté por la segunda opción…

Desde un buen principio tuve claro que para intentar desarrollar una carrera profesional como consultor hidráulico independiente (lo que ahora se llama freelance, pero que no deja de ser el autónomo de toda la vida) era imprescindible disponer de un lugar propio en la Red. Una página donde presentarme y ofrecer mis servicios de asistencia técnica. Y este lugar se llama HidrojING.

Al principio de la aventura, llegué a la conclusión que lo que necesitaba no era sólo una página meramente presencial… lo que realmente requería mi reto era un nivel de presencia que, además de ofrecer mis servicios, me diera a conocer como profesional, me permitiera conectar con otros compañeros y generar visitas… en definitiva, que me diera visibilidad. Y eso sólo se consigue creando y manteniendo vivo un blog.

Pero a los pocos meses de echar a andar, pensé en la cantidad de veces que durante mi etapa como técnico de ingeniería había buscado por Internet sitios donde encontrar aplicaciones, tutoriales o simplemente información sobre aspectos relacionados con la hidráulica y la hidrología… y eso hizo decidirme en dar un paso más y convertir esta web en una Plataforma que pudiera dar respuesta a esta necesidad que yo mismo había experimentado…

Pues bien, ahora ya conoces la idea, el origen por el que he decidido montar todo este tinglado virtual que ahora mismo estás visitando… Si te apetece conocerlo un poco más te invito a visitarlo… puedes pasar… la puerta está siempre abierta… y una vez hayas entrado, espero que regreses cuántas veces quieras o necesites… será el síntoma y la señal más clara de que realmente mi idea no era tan descabellada…