Los retos de la reutilización del agua; microbiología y calidad del agua

microbiologia y calidad del agua
microbiologia y calidad del agua

Foto by Victor Habbick from FreeDigitalPhotos

Un nuevo post basado en los retos de la reutilización, inspired by Lluís Sala y su conferencia… en éste, la microbiología y calidad del agua regenerada.

Microbiología y calidad del agua, un binomio inseparable

Entendida en términos de grado de desinfección la microbiología  guarda una estrecha relación con la calidad del agua. No en vano la normativa sobre reutilización del agua, RD 1620/2007,  basa su clasificación de usos del agua regenerada precisamente en unos valores máximos de presencia de patógenos de transmisión fecal-oral y de propiedades que deben ser controlados con unas frecuencias que la misma norma establece.

Es precisamente este control de la microbiología y calidad del agua  el que permite valorar los riesgos a corto plazo y la reutilización del agua regenerada para usos no potables. Precisamente la necesidad de suministrar agua regenerada con unas garantías sanitarias plantea una serie de retos al respecto.

El reto de la inactivación

Y es que la inactivación microbiológica para una agua regenerada es mucho mas intensa e intesiva que para una agua potable… y eso es así debido a la diferente presencia de patógenos en la “materia prima” y en la que debe haber en el “producto final”.

Para empezar, la producción de agua potable se realiza usando como recurso o materia prima una agua prepotable (captada de un río, por ejemplo) mientras que para la producción de agua regenerada se usa agua depurada. En el  primer caso se pueden encontrar concentraciones de E.coli menores de 1×102  ufc/100ml, pero en el segundo la concentración es de 1×106 ufc/100ml.

Ahora bien, ¿cuál debe ser la calidad del agua producto? Las distintas normativas nos indican lo siguiente:[unordered_list style=”tick”]

  • Para agua potable: E.coli < 1 ufc/100ml
  • Para agua regenerada de calidad 1.2 Servicios (riego de zonas verdes urbanas, baldeo de calles, sistemas contra incendios, lavado industrial de vehículos): E.coli < 200 ufc/100ml
  • Para agua regenerada de calidad 1.1 Residencial (riego de jardines privados, descargas aparatos sanitarios): E.coli < 1 ufc/100ml
[/unordered_list]

Con lo que para agua potable la inactivación microbiológica es de 2 unidades logarítmicas, pero para agua regenerada en función de la calidad se requieren inactivaciones de hasta 4 y 6 unidades logarítmicas.

Y como muchas veces la información gráfica es más esclarecedora, os adjunto un gráfico de calibración de la capacidad desinfección microbiológica, de la EDAR de Tossa de Mar, en la que se muestra el percentil 90% (el cual es un criterio de conformidad del RD) de la calidad microbiológica del efluente del secundario respecto del agua regenerada.

microbiologia y calidad del agua 1

Tanto esfuerzo sin control no sirve de nada

Aunque la normativa sobre regeneración indica unas frecuencias de muestreo y análisis que en función del parámetro se mueve en un intervalo entre diario y quincenal, el gran reto de la reutilización es la de conseguir un control de la microbiología y calidad del agua en continuo.

El objetivo debería ser implantar una automatización para el control de la calidad de una serie de parámetros: turbidez en la entrada en el tratamiento de regeneración, medida del potencial redox después de la cloración (si la desinfección es mediante cloración), medida del cloro residual en el depósito previo a distribución, …

Todos ellos encaminados a detectar en cualquier  momento alguna variación que alerte sobre una posible incidencia en el proceso que pueda repercutir en una disminución de la calidad del producto que vaya en detrimento del uso al que se destina y que permita una actuación rápida sobre el proceso para restaurar su buen funcionamiento. [hr]

¿Te ha gustado el artículo? Coméntalo, compártelo… ¡Participa del blog! ¿Cómo?

  1. ¿Quieres estar al día y no perderte ningún artículo? Es muy sencillo… suscríbete a la newsletter del blog en el formulario que verás justo al final del post… verás que todo son ventajas!!!
  2. Ayúdame a difundir los contenidos!!! Comparte los artículos mediante los enlaces sociales que tienes en la barra de tu izquierda…
  3. Tus comentarios y opiniones son bienvenidos… Aprovecha el campo que encontrarás después de mi propuesta de artículos que también te pueden interesar y deja tu aportación.
Elijas, la que elijas (incluso si no eliges ninguna)… ¡¡¡Muchas gracias!!!

5 Comments

  • Como siempre, información muy útil en este blog. Enhorabuena. Mi reflexión es que siempre que veo referencias a la automatización de parámetros de calidad, dichos parámetros suelen ser químicos o físicos, supongo que porque existen sensores comerciales ya establecidos. Pero, ¿tendría interés para el sector la determinación microbiológica en continuo del nivel o concentración del propio microorganismo indicador, por ejemplo de E. coli?. Si es así, ¿qué requisitos convendría que esa determinación reuniese?. Gracias!

    • Jordi Oliveras dice:

      Gracias Guillermo por colaborar en el blog con tu participación en forma de comentario…
      La medida de parámetros físicos es el sistema más extendido para controlar la calidad del producto de la desinfección… Desconozco si existe un interés en el control del indicador como tal en contínuo…
      ¡Quizá el inspirador de estos post (Lluís Sala) pueda aportarnos una respuesta al respecto!
      Un saludo.

  • Lluís Sala dice:

    Buenos días Guillermo y Jordi!

    Intentaré aportar mi punto de vista al tema que planteas, del cual no soy experto pero sí que creo que puedo dar alguna referencia por lo aprendido en estos años. Creo que el reto de los analizadores en continuo para situaciones como las que describimos es la de poder hacerlo de forma rápida y fiable a bajas concentraciones de micoorganismos, como es el caso del agua regenerada, en que en muchos casos vamos a buscar valores de ausencia en 100 mL (p.e., aunque en las redes municipales de Tossa de Mar y Lloret de Mar el límite del RD 1620/2007 es de 200 ufc/100 mL, es más sensato buscar valores de ausencia o cercanos para disipar cualquier posibilidad remota de problemas sanitarios, especialmente por el mínimo coste adicional de reactivos que ello supone).

    Pensad que estamos haciendo un suministro de agua y que, aunque sea para usos no potables, necesitamos inmediatez y fiabilidad, para poder dar una alarma o hacer un corte de suministro ante cualquier incidencia seria. Los parámetros físicoquímicos nos dan esa inmediatez y a un coste muy razonable. Desconozco las últimas novedades en analizadores microbiológicos en continuo y hasta qué punto se puede haber progresado, pero éstas serían las razones por las que en nuestras plantas de momento nos hemos decantado por la opción físicoquímica.

    Seguimos en contacto.

    Un saludo.

  • […] Foto by Victor Habbick from FreeDigitalPhotos Un nuevo post basado en los retos de la reutilización, inspired by Lluís Sala y su conferencia… en éste, la microbiología y calidad del agua regenerada.  […]

Participa en HidrojING, aporta tu comentario. Gracias!!!