Megaconstrucciones, barreras contra el mar (parte III)

Seguimos en los Países Bajos, descubriendo las barreras contra el mar que a lo largo del siglo XX han ido construyendo.

En el anterior post nos quedamos en la rotura de los diques Sur y la necesidad de plantear un nuevo sistema de defensa contra las mareas. Pero en esa zona el plan debía ser mucho más ambicioso ya que la protección tenía que repartirse por una gran cantidad de entradas de agua ya que la desembocadura del Rin se divide en tres ensenadas.

Todo el proyecto se recogió en el denominado Plan Delta, en el que se definieron una serie de diques distribuidos en las tres posibles entradas de las mareas… Pero uno de aquellos diques tuvo que ser rediseñado…

barreras contra el mar

Esa zona de Holanda es uno de los mayores recursos del sector piscícola del país, con lo que cerrar completamente el paso del agua salada hubiera sido un auténtico desastre para la economía tanto del sector como del país… Con lo que los ingenieros tuvieron que idear una barrera que estuviera siempre abierta pero que se cerrase en caso de llegada de mareas y tormentas…

Así fue como nació el Oosterscheldekeringdam, un dique de 3km de longitud compuesto de 62 compuertas de 40m de ancho, que normalmente están abiertas, pero que se cierran en caso de necesidad de contención de grandes olas.

barreras contra el mar

La gran dificultad de su construcción fue que la zona de ubicación presenta unas fuertes corrientes cambiantes a lo largo del día, con lo que los pilares que componen el dique se tuvieron que construir por módulos en tierra y ser transportados por mar hasta su posición final… y para su colocación sólo se disponía de dos momentos de 30min cada uno durante el día en que las corrientes se calmaban.

En el año 1987 se finalizó la construcción del dique, al que se le estima una vida útil de unos 200 años… Aquí os dejo la tercera parte del reportaje de Megaconstrucciones, barreras contra el mar, donde se explica el proyecto y la construcción de este dique… os recomiendo que no os lo perdáis…

 

Pero una de las entradas de la desembocadura del Rin es la puerta de entrada y salida del puerto de Roterdam, el más bullicioso del mundo, y no se puede cerrar de manera perpetua ni con compuertas de 40m de ancho… ¿Cómo lo han solucionado los holandeses? La respuesta en el próximo episodio…

Y recuerda que puedes compartir este artículo mediante los enlaces sociales… gracias!!

One Comment

Participa en HidrojING, aporta tu comentario. Gracias!!!