Asistencia técnica para licitaciones, cuando el número es lo que cuenta (parte I)

10 de junio de 2013

Uno de los aspectos de más transcendencia en los trabajos de asistencia técnica para licitaciones es el presupuesto, y más concretamente el importe total del presupuesto. No en vano, las ofertas presentadas constan de una parte técnica y de una oferta económica…

Asistencia técnica para licitaciones

Foto by Stuart Miles from FreeDigitalPhotos

¡Y cuántas vueltas y quebraderos de cabeza que trae cerrar el número para que el contratista sepa a qué debe atenerse a la hora de presentar su oferta! Voy a tratar de explicar algunas cositas relacionadas con el dichoso numerito denominado Presupuesto Base de Licitación… siempre con el toque desenfadado para que note aburras…

Por cierto, que después de redactar el post, me ha salido un texto que creo que es demasiado largo para publicarlo de un tirón, con lo que lo divido en dos partes: en esta primera tocaré los aspectos a tener en cuenta antes de empezar, y en la segunda ya explicaré cosas sobre el desarrollo del PBL…

Antes de empezar los trabajos de asistencia técnica para licitaciones…

Cuando uno va a meterse de lleno (es decir, a abducirse) durante unas semanitas en las tareas que conlleva realizar una asistencia técnica para licitaciones, debe tener muy, muy, muy, muy claras tres cosas al respecto del presupuesto que deberá desarrollar:

Bases de precios.

Mediante las bases de precios se consigue completar el presupuesto a desarrollar. Ahora bien, debe quedar claro qué bases hay que usar y en qué orden de prioridad.

Lo más habitual es partir del presupuesto del Proyecto Base, e ir añadiendo partidas de otras bases de precios: del organismo que licita las obras, de la constructora que ha usado en otras obras, bases que tengas guardadas de alguna otra asistencia técnica para licitaciones…

Costes indirectos

Los costes indirectos son aquellos costes que sin ser propios de la ejecución o producción, son necesarios a cualquier obra (alquileres de casetas, vallas, contenedores, etc…

Este coste indirecto se estima como un porcentaje del coste de ejecución y ronda el 6%, dependiendo del caso. Este porcentaje se implementa como incremento en el importe de ejecución de las partidas.

Pues bien, la inclusión o no de esos costes indirectos es imprescindible que se especifique de antemano, sobre todo cuando se trabaja con más de una base de precios y aún más cuando, como a veces ocurre, el proyecto de licitación global se divide en dos o tres partes que realizan consultorías distintas…

No sería la primera vez, ni será la última, que al pobre que le toca unir todos los presupuestos no le cuadran los números finales porque algunas partes tienen costes indirectos incluidos y otros no…

Justificar o no justificar…

Este es otro de los aspectos a dejar claros antes de empezar: ¿se debe incluir justificación de precios o no?

¿En qué influye esta decisión? Pues en el nivel de cuidado que deberás tener en la elaboración del presupuesto a partir de distintas bases de precios y el nivel de complicación de la modificación final del presupuesto para conseguir el importe que la constructora ha decido ofertar.

Si se debe incluir justificación, hay que cuidar detalles como por ejemplo que en el presupuesto no haya 17 peones a precios distintos, o 5 hormigones HA-30/P/20/IIa con 20€/m3 de diferencia… Además de que el tema de los costes indirectos te puede volver loco ya que hay elementos a los que se le aplica y a otros no…

Si no se debe incluir justificación, lo mejor que puedes hacer es hacer una copia de los presupuestos y bases de precios que vas a usar y eliminar todas las justificaciones, de manera que sólo tengas partidas “limpias”

El problema es que esa decisión no dependerá de ti, si no del cliente… e incluso es posible que éste cambie de opinión a medio trabajo después de realizar la visita de cortesía con la administración que licita las obras… Que si el cambio es de justificar a no justificar no tiene mayor importancia… pero cuando has empezado sin justificación y tienes que pasar a justificarlo… mejor no digo nada más…

¿Y tú qué cosas tienes en cuenta antes de empezar el PBL?

Seguro que también tienes alguna experiencia o anécdota sobre algo que te pasó trabajando en un PBL que si hubieras tenido cierta precaución antes de empezar no te habría sucedido… No te lo quedes… Compártelo con nosotros con un comentario… O si lo prefieres, comparte el artículo mediante los siguientes enlaces sociales…

Últimas entradas

¿Nos vemos en el LADHI 2016 de Lima?

La última semana de septiembre, del 26 al 30, se celebra en Swissôtel Lima (Perú) el XXVII Congreso Latinoamericano de Hidráulica LADHI 2016. Una cita en la que estarán presentes importantes organismos y empresas, entidades y profesionales del sector de la hidráulica, y cubrirá una amplia variedad de campos de interés relacionados con las ciencias […]

Leer más

Canal Parshall, casi cien años midiendo caudales

En este post quiero presentarte el conocido como Canal Parshall, uno de los métodos más efectivos para la medición de caudales en canales que transitan en lámina libre... un sistema de aforo que pronto cumplirá 100 años y que sigue implementándose en una gran variedad de infraestructuras hidráulicas... De hecho, el que puedes ver en […]

Leer más

El Curso HEC-RAS 2D presencial que estabas esperando

La versión de HEC-RAS que permite efectuar modelizaciones bidimensionales está oficialmente disponible desde hace casi dos meses... pero su manejo no es simple... por esa razón te presento el Curso HEC-RAS 2D que estabas esperando... eso sí, en modo presencial... atento a lo que te cuento a continuación. HEC-RAS 5.0, un versión con muchas posibilidades La […]

Leer más

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros

Contactar
crossmenu