Indicadores del grado de desinfección del agua regenerada

26 de junio de 2013

Apuntes para la desinfección de agua regenerada (y II)

Me complace poder publicar y poner a vuestro alcance la segunda parte de la serie de posts sobre apuntes para la desinfección del agua regenerada que iniciamos el mes pasado. Con estos artículos, Lluís Sala colabora con este blog aportando contenidos de calidad. Hoy nos presenta los indicadores del grado de desinfección del agua regenerada… Seguro que os resulta interesante…

INDICADORES DEL GRADO DE DESINFECCIÓN DEL AGUA

Foto by Gualberto107 from FreeDigitalPhotos

Indicadores del grado de desinfección del agua regenerada

Para determinar si un agua regenerada ha tenido el grado de desinfección necesario para conseguir que su utlización sea segura desde el punto sanitario es necesario realizar los análisis microbiológicos que permitan dicha comprobación.

Dado que el riesgo a corto plazo para la salud pública proviene de microorganismos patógenos que se transmiten por la vía fecal-oral, es necesario conocer si han sido suficientemente eliminados durante el proceso de desinfección.

Habitualmente los microorganismos patógenos no son fáciles de detectar, de manera que en los análisis rutinarios se tienden a utilizar los llamados microorganismos indicadores, los cuales presentan interesantes ventajas.

¿Condiciones para ser indicador?

Las propiedades que idealmente debe cumplir un microorganismo para poder ser utilizado como indicador son las siguientes:

  1. tener el mismo origen (en este caso, fecal)
  2. encontrarse en concentraciones más elevadas
  3. ser más resistente
  4. ser más fácil de cultivar que el microorganismo patógeno

De esta forma, la determinación del grado de inactivación del microorganismo indicador nos servirá para extrapolar cuál debe ser la del microorganismo patógeno.

Es sobre este supuesto sobre el que se construyen los límites normativos, tanto para el agua potable como para el agua regenerada, de manera que cuando se piden niveles de ausencia del microorganismo indicador en cuestión (por ejemplo, para el agua potable y para algunos usos del agua regenerada) se sabe con total certeza que habrá también ausencia del microorganismo patógeno.

Reclutando indicadores…

La elección del microorganismo indicador (o de los microorganismos indicadores) en base a los cuáles establecer los niveles normativos no es una cuestión menor. Cuanto más débil y fácil de inactivar el microorganismo indicador, más fácil es cumplir con la legislación, pero menor protección se ofrece a la salud pública.

Y al revés, indicadores muy resistentes a la inactivación comportarán un esfuerzo superior e implicarán mayores dificultades en el cumplimiento de la normativa, pero el llegar a dichos niveles representará una mayor seguridad sanitaria.

La normativa española de reutilización, el RD 1620/2007, requiere de la determinación de Escherichia coli para evaluar la calidad del agua regenerada. Escherichia coli vive en los intestinos de los animales de sangre caliente, humanos incluídos, por lo que su detección indica una presumible presencia de materia fecal.

Sin embargo, resulta relativamente fácil de inactivar, por lo que niveles intermedios de desinfección –que no consigan la inactivación total- conllevan incertidumbre respecto a la inactivación de patógenos más resistentes a algunos agentes (p.e., Cryptosporidium o enterovirus frente al cloro).

El caso de California

En California, en cambio, la normativa que rige los criterios de calidad del agua regenerada se basa no en la concentración de Escherichia coli, sino en la de coliformes totales, un grupo fisiológico mucho más amplio y que incluye bacterias no fecales, por lo que se requiere de una desinfección más intensa para conseguir igual valor numérico que en el caso de Escherichia coli.

En este sentido, a pesar de que el indicador escogido guarda menor relación con el origen fecal de la contaminación, su utilización aporta un margen adicional de seguridad sanitaria, porque implica llegar a niveles de desinfección más intensos que en caso de la normativa española.

Si te ha interesado este artículo, estate atento porque en próximas semanas seguiremos con la serie... Si no quieres perdértelo (ni éste ni los demás artículos del blog) te recomiendo que te suscribas al blog mediante el formulario que hay al final del post... recibirás un correo de aviso cada vez que se publique un nuevo artículo...

Además, tanto Lluís como yo te agradeceremos que compartas este artículo mediante los enlaces sociales que tienes a la izquierda...

Últimas entradas

¿Nos vemos en el LADHI 2016 de Lima?

La última semana de septiembre, del 26 al 30, se celebra en Swissôtel Lima (Perú) el XXVII Congreso Latinoamericano de Hidráulica LADHI 2016. Una cita en la que estarán presentes importantes organismos y empresas, entidades y profesionales del sector de la hidráulica, y cubrirá una amplia variedad de campos de interés relacionados con las ciencias […]

Leer más

Canal Parshall, casi cien años midiendo caudales

En este post quiero presentarte el conocido como Canal Parshall, uno de los métodos más efectivos para la medición de caudales en canales que transitan en lámina libre... un sistema de aforo que pronto cumplirá 100 años y que sigue implementándose en una gran variedad de infraestructuras hidráulicas... De hecho, el que puedes ver en […]

Leer más

El Curso HEC-RAS 2D presencial que estabas esperando

La versión de HEC-RAS que permite efectuar modelizaciones bidimensionales está oficialmente disponible desde hace casi dos meses... pero su manejo no es simple... por esa razón te presento el Curso HEC-RAS 2D que estabas esperando... eso sí, en modo presencial... atento a lo que te cuento a continuación. HEC-RAS 5.0, un versión con muchas posibilidades La […]

Leer más

¿Tienes dudas? Contacta con nosotros

Contactar
crossmenu